Pautas título

Pautas de manejo en cirugía pediátrica

El niño quemado

Protocolo de intervención de trabajo social en la unidad de quemados "Miguel Arango Soto"

 

Hasta 1989 la sala de quemados formaba parte del servicio de quirúrgica, pero ante la pluralidad de patologías que se atendían en dicho servicio se da la necesidad de trasladar esta sala aun espacio mas amplio donde solamente se atendieran pacientes con quemaduras, por esta razón el 15 de marzo de dicho año se fundo la unidad de Quemados " Miguel Arango Soto " con capacidad para doce pacientes. Hoy cuenta con un equipo interdisciplinario compuesto por Enfermería, Medicina, Trabajo Social, Fisioterapia, Nutrición y Dietética, Fonoaudilogia, Terapia Respiratoria, Cirugía pediatrica, y por los practicantes en todas las áreas antes mencionadas.

Abordar el tratamiento de un paciente quemado, supone enterarse a una compleja problemática, por las múltiples alteraciones que las quemaduras causan, la extensa hospitalización, las consecuencias patológicas y el elevado costo que implica la interacción y recuperación tanto para el paciente como para su grupo familiar, gestándose así la necesidad de realizar una atención integral durante la hospitalización tanto al paciente como al grupo familiar que redunde en beneficios en el proceso de recuperación y adhesión al tratamiento, posthospitalario.

El trabajador social, es un profesional de las ciencias sociales que en el sector salud ejerce su acción en los niveles de atención y de administración en la promoción y fomento de estilos de vida saludable y en el tratamiento y rehabilitación integral, a través de la creación, ejecución y evaluación de planes, programas y proyectos y con la participación en acciones interdisciplinarias; es así como el trabajo a realizar tendrá como estrategia principal la información, la orientación y la educación en diferentes niveles de atención así:

 

Tratamiento integral y adhesión al tratamiento

 

1. Orientación inicial

Objetivo: Realizar el proceso de inducción sobre la unidad al padre, madre (o encargado) del menor.

Metodología: Dialogo directo.

Recursos: Plegable programa de cuidad familiar, formato para realizar pre- sisben.

Procedimiento: En el primer o segundo día de hospitalización del menor, se realiza el primer acercamiento con el padre, la madre (o el encargado) del paciente, dándosele a conocer toda la información y los requerimientos relacionados con el programa de cuidado familiar, el horario de visitas, la aclaración de su situación dentro del sistema general de seguridad social en salud.


El programa de cuidado familiar: "Es una oportunidad que el Hospital Infantil brinda a las madres, padres, o encargados de los niños, para apoyarlos y acompañarlos, al igual que para participar de su cuidado durante el tiempo que dure su hospitalización", los beneficios del programa son otorgados al padre ó madre, únicamente ( y solo en algunos casos muy particulares, a quien cumpla esta función en la familia), luego de conocer si el adulto que lo solicita cumple con los siguientes requisitos:

No tiene otros menores a su cargo que puedan ser desprotejidos por su ausencia.
No tiene un trabajo u otra responsabilidad, que pueda descuidar y que le pueda traer consecuencias negativas a la familia, como pérdida de el trabajo e.t.c.
No realizará un desembolso económico en transporte y alimentación (diariamente) tan significativo que interfiera con el posterior pago de la salida del menor.
No tiene responsabilidades que le impidan cumplir con el horario acordado.
Si su lugar de procedencia es alejado, el adulto debe contar con alimentación y hospedaje en la ciudad.


Luego de analizar cada caso se concede el cuidado familiar, se entrega un folleto con los deberes y derechos del programa, se le orienta en cuanto a los requisitos para poseerlo y se acuerda el horario que más le conviene deacuerdo a su disponibilidad de tiempo, y a los horarios establecidos, de 8:00 a.m. a 6:00 p.m., cuando el niño es de muy corta edad o tiene una quemadura mayor, de 8:00 a.m. a 1:30 p.m. o de 1:30 a 6:00p.m., cuando el niño es mayor de 7 años o su quemadura es moderada o menor, de estos dos últimos horarios se prefiere el 1:30 a 6:00 p.m., pues en este lapso de tiempo la unidad se encuentra menos visitada y los niños sienten más la separación de su grupo familiar y de pares, en cambio en la mañana la unidad es visitada por diferentes profesionales que evalúan constantemente a los niños, lo que los distrae; como complemento del programa los días miércoles, jueves y viernes de 2:00 a 3:00 p.m se llevan a cavo charlas educativas orientadas por diferentes profesionales para las personas vinculadas con el programa en todo el Hospital ( las madres o personas encargadas del menor que posean el cuidado familiar todo el día o en la tarde beben asistir a las charlas como requisito fundamental del programa) y se ofrece un charla dentro de la unidad con la Enfermera jefe y la Trabajadora Social, sobre el tratamiento, la distribución del espacio físico de la Unidad y de las condiciones necesarias para prevenir los accidentes que provocan quemaduras en el hogar.

El horario de visitas: establecido es de 1:30 a 2:30 y de 5:00 a 6:00 p.m.en semana y de 2:00 a 5:00 p.m. el fin de semana, en la unidad de quemados " únicamente" podrá participar de estos horarios el padre o madre del menor que no posea el cuidado familiar.


Nota: En el momento en que se acuerda quien participará del cuidado familiar y su horario correspondiente, se acordará quien participará del horario de visitas, estas personas no podrán intercambiar sus permisos ni trasferirlos a ningún otro miembro de la familia, esta aclaración siempre se le dará a conocer al grupo familiar en la primera sesión de orientación, con el fin de evitar futuros malos entendidos cuando se les niegue la entrada a la Unidad.


Verificación de la afiliación al Sistema General de Seguridad Social en Salud (S.G.S.S.S.) y de que existen los documentos para que su seguridad social le sea aceptada: en este momento se le pregunta a la persona responsable del menor si este esta afiliado al sistema y dependiendo de su respuesta se le orienta en las acciones necesarias para clarificar su situación:

Si el menor está afiliado a una E.P.S. se solicitan tres fotocopias del carnet de la entidad correspondiente y estas serán entregadas en facturación.

Si el menor esta sisbenizado, pero no esta afiliado a un A.R.S., se solicitan tres fotocopias del carnet del sisben, y están serán entregadas en facturación.

Si el menor esta sisbenizado y tiene una A.R.S., se solicitan tres fotocopias de los dos carnets y estas son entregadas en facturación.

Si el menor no esta afiliado al Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS), y reside en el municipio de Manizales, se le aplica un pre- sisben a la familia del menor y se solicitan tres fotocopias del formato, las que son entregadas en facturación.

Si el menor no esta afiliado al Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) y reside en un municipio diferente a Manizales, se les solicita una carta a la Alcaldía del Municipio de residencia donde certifiquen que el niño no aparece en la base de datos del sisben de dicho Municipio, si en realidad no aparece en la base de datos se le aplica a la familia un pre-sisben solicitando tres fotocopias que serán entregadas en facturación.

Si la familia cree que el menor no esta afiliado al Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) pero en alguna oportunidad fueron encuestados por la oficina del sisben, se solicita en la base de datos de la Secretaría de Salud con los nombres y números de cédula de los padres del menor, información sobre el número de ficha y nivel del sisben, sí la familia fue favorecida, o si por el contrario no fuera así se les aplicaría un pre-sisben el que se deberá fotocopiar tres veces para ser entregado en facturación.

Si el menor sufrió la quemadura en un accidente de tránsito, se deberá entregar fotocopias del Soat del vehículo implicado en facturación.


2. Entrevista:

Objetivo: Obtener información socio- demográfica, socio-familiar y del accidente en particular, del paciente y su grupo familiar, con el fin de construir la ficha socio-familiar y detectar si el accidente fue o no el resultado de un caso, maltrato infantil, descuido o negligencia o de violencia intrafamiliar, apoyando a la vez al padre o madre del paciente en el inicio de la hospitalización, momento de mayor ansiedad y angustia para ellos.

Metodología: Dialogo directo.

Recursos: Ficha socio- familiar, historia clínica del paciente.

Procedimiento: En el segundo o tercer día de la hospitalización del menor se realiza la entrevista al padre, madre (o encargado) del menor, usando el formato para la elaboración del estudio socio-familiar, este procedimiento se llevará a cabo luego de explicar al entrevistado las razones de dicho estudio y el papel que el (la) Trabajador Social desempeña en la institución.

3. Realización del diagnóstico social:

Objetivo: Identificar y analizar las condiciones socio-familiares, los factores de riesgo en el entorno del paciente y descartar la existencia de un caso de maltrato infantil, negligencia o descuido o violencia intrafamiliar en el accidente y en el entorno familiar del paciente, con el fin de aprovechar la hospitalización del menor para conocer a fondo el caso y si es necesario remitirlo a la institución correspondiente.

Metodología: Análisis, interpretación y síntesis de la información.

Recursos: Ficha socio-familiar aplicada, historia clínica del paciente y protocolo de la unidad (criterios para sospechar un caso de maltrato infantil en quemaduras).

Procedimiento: Luego de tener los datos recogidos mediante la aplicación de la ficha socio- familiar, se agrupa la información y se determina de que manera las condiciones socio-familiares y habitacionales del entorno del paciente, afectaron la ocurrencia del accidente, como podrán afectar el proceso de hospitalización e influenciar la posterior adhesión al tratamiento post- hospitalario, teniendo encuenta muy especialmente los criterios establecidos en el protocolo de la unidad para sospechar maltrato infantil en una quemadura.

A continuación se enumeraran las situaciones que trabajo social evaluará directamente:

1. Reacción inapropiada de los padres.
2. Tardanza en la búsqueda de atención.
3. Negar que la lesión es una quemadura.
4.Cambios en la historia relatada inicialmente.
5.Contradicciones entre informantes diferentes.
6.Ausencia de testigos.


4. Realización del plan de acción social:

Objetivo: Formular estrategias en busca de caminos de solución a las problemáticas detectadas, con base en los recursos y potencialidades identificadas en cada grupo familiar, optimizando el tiempo de la hospitalización del paciente.

Metodología: Planeación estratégica.

Recursos: Formato estudio socio-familiar.

Procedimiento: Teniendo como punto de partida las potencialidades, los recursos y las problemáticas identificadas, se formula el plan de acción social, con objetivos y metodología claras y acordes con el tiempo estimado de hospitalización del menor, y resaltando que:

" Aunque la realización de algunos tratamientos sea muy dolorosa y molesta para los niños es necesaria, para su completa recuperación, aunque sea difícil llevarlos a cabo tanto para el niño como para los padres, se debe explicar esto al menor con tolerancia y cariño.

" El que su hijo haya sufrido una quemadura no debe ser motivo para aislar a los demás niños, todos los hijos deben ser tratados igual educándolos y corrigiéndolos como antes de la quemadura.

" El sentirse culpable o hacer sentir al niño igual, no contribuye para su recuperación, pues lo realmente importante es llevar a cabo integralmente el tratamiento y seguir TODAS las recomendaciones durante la hospitalización y posteriormente.

" Lo más importante para evitar o incentivar complejos en el niño es la actitud positiva o negativa de su familia, pues si los padres o familiares se avergüenzan de su nuevo aspecto para el será más difícil adaptarse y seguir viviendo normalmente y en cambio si su actitud es positiva y de apoyo desde la hospitalización la recuperación será mejor y más rápida.

" El éxito del tratamiento depende mayoritariamente de la dedicación, empeño y paciencia que los familiares puedan brindarle a el niño.

Nota: Este plan de acción será diferente para cada grupo familiar, pues se entiende que cada uno de ellos es un sistema con características internas y de contexto generalmente disímiles.


5. Tratamiento:

Objetivo: Llevar a cabo el plan de acción social.

Metodología: Estrategias para trabajo con grupos, educación y orientación individualizada.

Recursos: Videos, plegables, fotocopias.

Procedimiento: Para iniciar la ejecución del plan de acción social es necesario que el paciente (si es mayor de 12 años) y su grupo familiar conozcan, aporten y participen en dicho proceso, buscando la mejor manera para enfrentar las problemáticas socio-familiares detectadas y las generadas a partir del accidente y el proceso de hospitalización, enfatizando en la generación de hábitos saludables y en el autocuidado familiar de la salud.
Es indispensable durante el tratamiento contribuir a que el grupo familiar y/o el paciente potencialice y conozca sus capacidades, aptitudes y habilidades a fin de que el trabajo realizado deje sólidas bases para enfrentar diferentes problemáticas en la vida diaria, cuando se prescinda del apoyo profesional.
En múltiples casos no es posible brindar el apoyo que el paciente o el grupo familiar requiere por condiciones como: corta estancia hospitalaria, ausencia de seguimiento en el proceso post-hospitalario o necesidad de atención más especializada, en cuyo caso se establecerá contacto con la institución o el profesional que pueda proporcionar dicho tratamiento, orientando la comunicación entre el grupo familiar y el personal de la institución contactada, en busca de contribuir integralmente en la solución de la problemática detectada.


Otras acciones realizadas por Trabajo Social en la unidad:

En el momento en que se da la orden de salida al menor, se orienta al padre, madre o responsable, sobre las acciones necesarias para llevarse a casa el menor así: Si el menor esta afiliado a una E.P.S., se debe visitar las instalaciones de dicha entidad para solicitar una orden que cubra la hospitalización.

Si el menor tiene sisben con ARS y esta quemado en la cara, las extremidades superiores, inferiores, perine o genitales o tiene una quemadura de más del 20 % de la superficie corporal, con un certificado médico solicitado en la dirección científica del Hospital se solicita una orden en dicha ARS para cubrir la cuenta por la hospitalización.

Si el menor esta sisbenizado o se le aplico un pre- sisben y no tiene el dinero para cubrir el porcentaje de la cuenta que le corresponde, se le solicita cancelar mínimo la mitad del dinero asignado y con el dinero restante se firma una letra con un mes de plaza sin interés para cancelarla.

Semanalmente se participa de la Clínica de Quemados, instancia donde se evalúa la recuperación física de la quemadura del menor y las secuelas faciales, de movilidad e.t.c., relacionadas con la quemadura, recomendándose el tratamiento necesario para hacer más rápido y satisfactoria la recuperación y para atenuar las secuelas percibidas.

Semanalmente se realiza una reunión con la Enfermera jefe de la unidad, donde se intercambia información sobre los pacientes, los asistentes al horario de visitas, las patologías, el tratamiento que se adelanta con cada paciente y su grupo familiar y los resultados de las actividades extramurales llevadas a cabo.

Programa de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

Los estudiantes en práctica con el apoyo de la enfermera jefe de la unidad han realizado y realizan charlas educativas en prevención de accidentes que provocan quemaduras en el hogar a nivel comunitario, en hogares comunitarios del I.C.F., en escuelas de Básica Primaria y dentro del programa de cuidado familiar del Hospital Infantil y en cualquier institución donde soliciten dichas charlas, pues se considera que gran parte de los accidentes que provocan quemaduras en el hogar se podrían evitar si se dan a conocer masivamente los factores de riesgo y protectivos de este tipo de accidentes y atenuar si se conociera con certeza que hacer luego de ocurrida la quemadura. ( a esta conclusión se llego a partir del dialogo cotidiano con gran parte de los padres de los niños hospitalizados en la unidad y con las personas participantes de las charlas ofrecidas en las diferentes comunidades visitadas).

Este proceso se ha llevado a cabo teniendo en cuenta las siguientes fases o momentos:

Fase N.1: Acercamiento y Motivación, a la Población Objeto de Intervención, entendida ésta según Pérez Serrano (199?), como el primer momento de motivación para la participación, donde se despierta el interés de las personas por recibir determinada información.

Fase N.2: Diagnóstico Informativo, entendido éste según Espinoza (1986), como el reconocimiento que se realiza en el terreno mismo donde se proyecta ejecutar una acción determinada.

Fase N.3: Planeación y Programación, entendida esta como el momento de pensar y definir acciones precisas en el abordaje de problemáticas específicas, teniendo en cuenta que la planeación Según Ander Egg (1989), consiste en programar un conjunto de procedimientos mediante los cuales se introduce mayor racionalidad y organización a las acciones y actividades previstas para alcanzar un fin.

Fase N.4: Ejecución, según Pérez Serrano, la ejecución implica poner en práctica los procedimientos, acciones y actividades programadas.


Fernando Álvarez López
Webmaster y Editor
feral@telesat.com.co

fal