Principal
CPRE
Extracción de cálculos
Cálculos impactados
Pancreatitis biliar
Fístulas biliar
Neoplasia
Parasitos
Pancreas
Vesícula biliar
Variantes anatómicas
Sindrome de sumidero
Sindrome de Mirizzi
Complicaciones de la colecistectomía
CPRE y embarazo
Prótesis esofágicas
Varices esofágicas
Sangrado de vias digestivas altas
Gastrostomía
Sonda easo-enteral
Acalasia: dilatación neumática
Hoja Informativa
Protocolo
 
Contáctenos
 
 

Ligadura de varices esofágicas


Ligador múltiple de 6 bandas.

Paciente con sangrado en los días anteriores,  Se observa claramente el tapón de fibrina sobre una de las várices.  Se liga primero esta varice y luego se ligan las demás.  Observese como la varice con el tapón de fibrina ya ligada queda blaquecina.  Esto es porque al asprirar, la sangre sale.  En las otras várices no pasa esto y  quedan de color rojo una vez ligadas.

Sugerencia para evitar que al ligar las Varices se dañe el canal de trabajo del endoscopio:

Este problema es bastante conocido por los endoscopistas asi como las casas que venden y reparan endoscopios.  De todas formas hay poco publicado al respecto.  Aquí me refiero al ligador múltiple fabricado por Wilson-Cook con el cual tengo experiencia.

En unidades de referencia de endoscopia terapéutica utilizan endoscopios de visión frontal de canal amplio o doble canal para la ligadura, los cuales son mas gruesos y consistentes por lo que no se presenta este problema.  Pero en nuestro país la mayoría de los endoscopistas utilizan endoscopios de visión frontal normales, no terapeuticos, con canal de 2.8mm.  Estos endoscopios son más flexibles y frágiles.  Así al halar para liberar las bandas, el endoscopio se puede doblar e inclusive el canal de trabajo se puede lacerar y perforar.  Por esto es importante que las bandas esten bién lubricadas y que se liberen facilmente.

Para lograr esto nosotros utilizamos la silicona con la que se lubrican las válbulas del endoscopio.  Con esta se lubrican las bandas al montarlas y nuevamente inmediatamente antes de colocarlas.  Se les aplica silicona libremente y las bandas se mueven un poco en el cilindro para que queden facilmente movibles.  También se lubrica la cuerda de donde se hala.  De esta forma hemos logrado que las bandas se liberen facilmente  y el endoscopio no se vea afectado.  Hay que tener cuidado  pues, al ser fáciles de liberar,  pueden soltarse varias bandas a la vez si no se está atento.